Archivo del sitio

Cometa 209P/Linear arrojará posible tormenta de meteoros el 24 mayo

Los meteoritos surgirán como bólidos o estrellas fugaces desde la constelación Camelopardalis

Cometa 209 P/ Linear el 30 de abril desde un telescopio de Nuevo México (Bill Cooke/ NASA)
1 de 1

El cometa 209P/ Linear tendrá su máximo acercamiento a la Tierra el 29 de mayo a unos 8,3 millones de kilómetros, una distancia relativamente cerca”, informó el 2 de mayo Bill Cooke, de la oficina de Meteoroides de la NASA, según Space Weather.

A su vez la Tierra cruzará la senda del cometa el 24 de mayo. Los astrónomos predicen para esta fecha una posible “tormenta de meteoros”, con una frecuencia de unos 200 por hora.

Coke dijo que ahora el 2009P/Linear está transitando entre las estrellas de la Osa Mayor a unos 40 millones de kilómetros de la Tierra, con una iluminación de magnitud 14, la cual no es visible a simple vista. Para localizarlo usaron un telescopio de Nueva México.

Los investigadores de cometas creen que en los 1800 este helado cuerpo celeste causó gran impacto, cuando el cometa estaba más activo.

Los meteoritos surgirán como bólidos o estrellas fugaces desde la constelación Camelopardalis entre las 6 y 8:00, hora UTC del 24 de mayo, es decir entre las 2 y 4 de la mañana en América del Norte.

Caen las Eta Acuáridas, las estrellas fugaces que deja el cometa Halley (visible desde toda España)

La lluvia de meteoros o de estrellas fugaces conocida con el nombre de Eta Acuáridas resulta ser una de las más espectaculares del año, debido al número de meteoros que se pueden apreciar por hora. Además, es una lluvia persistente en el tiempo, ya que comienza el 21 de abril y persiste hasta el 20 de mayo, con máximo la noche del 5 al 6 de mayo, aunque varios días antes y después es posible contemplar un gran número de meteoros.

Las estrellas fugaces parecen proceder (radiante) de la constelación de Acuario, muy cerca de la estrella Eta de dicha constelación. Desde el hemisferio norte, Acuario comienza a salir por el horizonte sobre las 3.00 y hasta las 6.00 de la madrugada (la noche del 5 al 6 de mayo), por lo que el máximo de actividad tiene lugar poco antes del amanecer, aunque los meteoros se podrán ver durante toda esa noche y noches anteriores y posteriores a la fecha dada. No obstante, se espera que las mejores horas para la observación sea entre las 3 y las 6 de la madrugada.

Es una lluvia curiosa, pues los observadores del hemisferio sur verán más estrellas fugaces que los del hemisferio norte, debido

Lee el resto de esta entrada